Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Mi foto
Pontevedra, Pontevedra, Spain
Colaborador de la Revista Radioaficionados de U.R.E. y del Foro Histórico de las Telecomunicaciones del COIT. Lic. CC Económicas y EE. por la USC, Post Grado en Banca Comercial "Cum Laude" por la Univ. Barcelona y Especialista en Dirección Financiera por la UOC

Visitas recibidas

¿Qué estás buscando?

domingo, 26 de junio de 2016

Enrique de Nó Louis, EA9AV, EA1FC (1915-1979)

Enrique de Nó Louis, EA9AV, EA1FC (1915-1979)

Autor: Tomás Manuel Abeigón Vidal
Pontevedra

Enrique de Nó Louis, EA1FC
Gracias a Javier De Nó Alonso-Misol, que amablemente me ha facilitado la biografía de su padre, hoy podemos saber un poco más sobre este gran radioaficionado que contribuyó a escribir las líneas de la Historia de la Radioafición pontevedresa.

"Enrique de Nó Louis nació en Salamanca en enero de 1915, rodeado de un entorno familiar determinante. Su padre, Enrique de Nó Hernandez, era juez, a su vez hijo de Eduardo de Nó, abogado y decano de ciencias de las Universidad de Salamanca. Su madre, Valentina Louis, nacida en Senegal era de familia franco-belga. El padre de esta, Henri Louis, después de participar en la construcción del ferrocarril de San Louis a Dakar, se trasladó a Salamanca para la construcción de ferrocarriles en la zona.

De ese entorno familiar salieron bastantes juristas y técnicos y sobre todo muchos físicos. Entre ellos destacaron, por la relevancia internacional, Fernando Lorente de No y su hermano Rafael Lorente de Nó, continuando la saga hasta la actualidad. El apellido de No sigue ligado a la Física y al derecho. Como cosa curiosa la tesis doctoral de Eduardo de No versó sobre el éter.

La radio estuvo presente en la vida de Enrique de No Louis casi desde su nacimiento. El hecho de que su abuelo Eduardo estuviese muy interesado en las ondas electromagnéticas, hizo que en el laboratorio de Ciencias de la Universidad de Salamanca se construyese uno de los primeros receptores de radio de España. Cuando Radio Paris comenzó e emitir, su abuelo Eduardo llevaba a la madre francesa Valentina a escuchar las transmisiones de Radio Paris, y con ella iba el niño Enrique. Y ese es el primer contacto de Enrique de Nó Luois con la radio, en el laboratorio de Ciencias, con su madre escuchando Radio Paris, y traduciendo a su abuelo. Y la radio siguió estando con él hasta su fallecimiento temprano.

Debido a que su padre juez se desplazaba constantemente y en 1931 fue destinado a Guinea Ecuatorial, Enrique de Nó Luois que era el hijo pequeño, siendo adolescente entonces, vivió con su madre la mayor parte del tiempo en Salamanca. Coincidiendo con el traslado de su padre a Guinea y con la boda de su hermana mayor en Portugal, tanto Valentina como Enrique se fueron a vivir a Portugal, estudiando Enrique por libre, lo que le permitió entonces acelerar los cursos y licenciarse en derecho siendo menor de edad.

A la espera de la mayoría de edad para poder ejercer, y para hacer el servicio militar, vivió en Portugal 5 años, de los 16 a los 21 años lo que le marcó mucho. Precisamente en Portugal conoció a la que sería su esposa Rosario Alonso-Misol que también fue radioaficionada y segunda operadora de EA1FC .

Ese entorno familiar le dotó de un carácter muy abierto e internacional.

Regresó a España en febrero de 1936 para hacer el servicio militar y fue asignado al cuartel de Conde Duque donde le pilló la guerra civil. En el otoño de 1936 una patrulla del ejercito nacionalista se adentró por la calle Princesa, algunos oficiales del cuartel se pasaron a los nacionales que volvieron a salir de la ciudad, pero los jóvenes soldados en su mayoría se quedaron en Madrid.

A los pocos días se estabilizó el frente Oeste de Madrid con la llegada de las brigadas internacionales, a Enrique de Nó con su condición de licenciado y poliglota, lo asignaron de sanitario e interprete. Acabó la guerra en el puerto de Alicante esperando un barco que nunca llegó. Otra vez el tema de los idiomas le marcó la vida. O quizás fuese su enorme presencia física de 1,85m de alto. De joven había hecho un curso de italiano y conociera a una joven. En medio del terror del puerto de Alicante, escuchó su nombre de una falangista que resultó ser su amiga de juventud. Esta le dio un salvoconducto para Madrid. Desgraciadamente el destino de otros soldados en Alicante no fue tan feliz. Recuerdo perfectamente que esta chica, ya una señora mayor, dio una conferencia en el museo de Pontevedra, y la ilusión de mi padre por ir a verla, y también el mosqueo de mi madre por aquel asunto. Yo (Javier), que siempre iba con mi padre a todos los sitios no fui a esa conferencia/ reencuentro.

Acabada la guerra, Enrique de Nó tuvo que volver a hacer el servicio militar lo que le retrasó más todavía su vida profesional, pero en 1942 aprobó las oposiciones a juez.

Su primer destino como juez fue Cambados, sin mayor trascendencia salvo su participación en la extinción de un incendio en unas instalaciones. Dicen, cuentan, que en esas instalaciones se abastecían barcos alemanes y que el incendio fue cosa de los aliados. ¿Se pudo haber producido en Cambados en 1942 la explosión de Cádiz 1947? Siempre le estuvieron muy agradecidos en Cambados.

Cuando se casó con Rosario Alonso-Misol su vida dio otro giro, surgió la posibilidad de ser Magistrado de Trabajo en Marruecos, mejor pagado y mucho menos implicado en temas personales que ser juez de instrucción en esos años en la península. Aparte del sobresueldo de Marruecos, su nueva esposa quería poner mucha tierra por medio entre Enrique y sus amistades gallegas.
Después de una breve estancia en Melilla se fijó la Magistratura de Trabajo en Ceuta, donde por fin pudo sacarse un indicativo, EA9AV como socio fundador de URE en 1949.

En 1953 se trasladó a Pontevedra ya con el indicativo EA1FC.[...]".

La revista URE de junio de 1953 publicó en el mes de junio de 1953 bajo el título "Ecos de Pontevedra" en la sección "Noticiario URE" una nota remitida por el delegado local de la ciudad del Lérez, Juan Fernández Míguez, EA1DD, que decía "Procedente de Ceuta, en donde tenía fijada su residencia, llegó a esta capital el Delegado local de U.R.E. en aquella ciudad, don Enrique de Nó Louis, el cual, al posesionarse de su alto cargo que le ha sido asignado en la Magistratura del Trabajo, pasará al mismo tiempo a aumentar el número de aficionados en el gang gallego.
Acompañan a don Enrique su XYL y sus hijos.
Le damos la bienvenida a tan distinguida familia, y esperamos con agrado que muy pronto salga al éter con su flamante indicativo."

Continuando con el relato de Javier de Nó, "[...] Al venir trasladado podía traer pertenencias y aprovechó para hacerse con un transmisor ingles Labgear, LG 300 para cinco bandas de aficionado, 10-15-20-40-80 m, una válvula 813 modulada por dos 6146, daba 150W de potencia en AM. Costó 100 libras esterlinas y lo pudo conseguir gracias a la ayuda de un exportador de naranjas de Valencia. Comprar cosas entonces no era cosa fácil.


Labgear LG 300





Ya instalado en la entonces calle General Mola, nº 6, actual Gutierrez Mellado, montó su enorme dipolo desde la Telefónica a la casa de la esquina con Riestra, cruzando toda la calle. Años mas tarde pudo montar una antena direccional. [...]".

"[...] El equipo, al cabo de los años, se lo pasó a Juan, EA1DD que fundamentalmente era telegrafista. En los tiempos de la SSB, se había quedado obsoleto para AM. Pero era un equipo excelente.

Como muestra de la escasez de material en esos años, la salida de RF usaba el mismo conector que tienen hoy los televisores para entrada de antena.

Nunca pudimos conseguir uno, y siempre estuvo con un trozo de coaxial que atravesaba el frontal. Cosas de Cesareo Feijoo, EA1EY, que siempre encontraba solución para todo.

Este aparato fue el primer equipo dotado con un PI de salida que hubo en Pontevedra, cosa que maravillaba a todos, y más de 15 o 20 veces he tenido que desatornillar el frontal para enseñarlo.
En todo caso era carísimo para la época, mi padre ganaba 3000 pesetas al mes, y un chisme de 100 Libras esterlinas así suponía muchos meses de sueldo.[...]"




El 6 de julio de 1956, el diario El Pueblo Gallego publicó una entrevista con Enrique de Nó realizada en su casa. En la misma aparecieron dos fotografías de él y un dibujo de Mingote sobre la estación EA1FC. Durante la entrevista, Enrique de Nó contactó con Málaga y con una estación de Beariz (Ourense) y comentó que su instalación había sido efectuada en 1950.
Enrique de Nó solía frecuentar el Gran Garaje, donde se encontraba el taller de radio de Ramón Pazos Gondar. Allí ambos mantenían largas charlas sobre temas relacionados con la radioelectricidad.

Javier De Nó haciendo memoria de aquellos años comenta:

"[...] En Pontevedra, recuerdo a Jose Hermida Vidal EA1BI Juan Fernández Míguez EA1DD, Manuel Lopes López EA1FW, Salvador Bará Temes, EA1GF, José Lorenzo Lorenzo,  EA1HX y mi padre EA1FC. Muy presentes en Pontevedra también estaban EA1DS Wenceslao Barreiro García, en Gajate, y Santiago de Cea y del Rey, EA1HU.













La vida en esos años 50 y 60 estaba muy ligada a reuniones muy frecuentes. Yo no le recuerdo a mi padre, Enrique EA1FC, más amistades que las de la radioafición y los carnavales. El núcleo duro lo formaban: EA1DD, EA1FW, EA1HX (el más amigo, obtuvo su licencia en enero de 1962) y EA1FC. Esos cuatro se veían casi a diario. Una mención especial merece EA1EY excelente técnico y también amigo siempre resolviendo los problemas de los demás.

En las reuniones y comilonas nos reuníamos muchos, yo (Javier) acompañaba a mi padre y hacía de niño fotógrafo, y muchas de esas fotografías las tomé yo. Solían tener mucho éxito y a muchas acudió Isi EA4DO con su armónico.

La faceta portuguesa citada de EA1FC facilitó las jornadas luso-españolas. Como el responsable del grupo portugués tenía un alto cargo político, la caravana de coches con antenas pasó la frontera sin problemas, y a la hora de retornar a Portugal, algo de los que traían se había quedado en España. De todos modos EA1FC, con una gran familia y un sueldo escaso, jamás pudo comprarse un equipo de SSB. Lo que indica las carencias de aquellos tiempos, no siempre tan felices.[...]"

El 18 de julio de 1964 se celebró la décima reunión anual del gang gallego que tuvo lugar en Lugo y a la que asistió el Presidente de URE, Isidoro Ruiz Novillo, EA4DO y 57 personas más entre radioaficionados y acompañantes.






Dicha reunión tuvo lugar una semana antes de la inauguración del Diploma Año Santo Compostelano que organizó la URE de Pontevedra. En la revista de URE correspondiente a agosto-septiembre de 1964 y bajo el título Hacer URE, URE en Galicia se publicaron un conjunto formado por tres reportajes firmados por Enrique de Nó, EA1FC, ocupando 7 páginas de la revista, donde aparecen varias fotográficas de los asistentes a los diferentes actos celebrados.

Enrique de Nó Louis, EA1FC (1964)

En el Concurso Internacional Costa del Sol Málaga 1964, Enrique de Nó se proclamó Campeón de España, de fonía. El premio consistió en un trofeo de plata donado por Westing­house y una estancia gratuita de siete días para dos personas a media pen­sión en el Hotel Jorge V de Torremolinos.

Enrique de Nó, EA1FC, con su hijo Javier en septiembre de 1964 en
Torremolinos, disfrutando del premio Concurso Internacional Costa del Sol Málaga 1964

En la Segunda edición de dicho concurso, celebrada en 1965, Enrique de Nó volvió a quedar en el primer puesto, obteniendo como premio la Copa Philco y siete días de estancia gratuita en el Hotel Torremora, de Torremolinos.

El 12 de junio de 1968, se  otorgó el Botón de plata de la URE por méritos a Enrique de Nó, EA1FC.



En diciembre de 1970, Enrique de Nó fue elegido Delegado Local y Provincial de Pontevedra.

Después de 18 años de servicio como magistrado de trabajo en Pontevedra, Enrique de Nó abandonaba Pontevedra. Siguiendo el relato de su hijo Javier:

"[...] En 1971 EA1FC se trasladó a Madrid, lo que supuso un pequeño drama, pero con 10 hijos en fase de estudios, seguir en Pontevedra era inviable. En otoño de 1978, Enrique de Nó se sintió mal y regresó a "sus" médicos de Pontevedra. Le diagnosticaron un cancer de páncreas y falleció en pocos meses a principios de 1979.
Supongo que le recordarán como un hombre grande, bueno y feliz con los carnavales y la radio. Como anécdota en los carnavales de 1965, con un joven gobernador civil que quería prohibir los carnavales siguiendo la normativa nacional, le hicieron una visita las fuerzas vivas encabezadas por el Alcalde José FIlgueira Valverde, el Magistrado Enrique de No, el médico Miguel Dominguez y el industrial y polifacético Valentin Paz Andrade. Entre los cuatro vistieron al aterrado gobernador civil de pantalón corto con el equipamiento del Pontevedra CF, Campeón de liga de invierno. Le colgaron del cuello un enorme fémur de vaca del que colgaba un letrero que decía "HAY QUE ROELO" y de tal guisa lo sacaron a la calle presidiendo una celebración de carnavales. Fue todo un éxito político y social. Pontevedra siempre pudo mantener sus carnavales. Valentin Paz Andrade fue pareja de comparsa de Enrique de Nó en varias ocasiones.
En cuanto pude retomé el indicativo EA1FC, primero en Santander y desde 1997 en Pontecaldelas. Mi hermano Álvaro también es radioaficionado con indicativo EA4GOI. De alguna manera somos la cuarta generación en radio."
En 1978, Enrique de Nó, formó parte, como Vicepresidente, de la Junta Directiva de la Unión de Radioaficionados Españoles. Ese año se produjo un hecho muy significativo en la historia de la asociación. Don Juan Carlos I, aceptó la Presidencia de Honor de la URE.





No hay comentarios:

Publicar un comentario