Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Mi foto
Pontevedra, Pontevedra, Spain
Colaborador de la Revista Radioaficionados de U.R.E. y del Foro Histórico de las Telecomunicaciones del COIT. Lic. CC Económicas y EE. por la USC, Post Grado en Banca Comercial "Cum Laude" por la Univ. Barcelona y Especialista en Dirección Financiera por la UOC

Visitas recibidas

¿Qué estás buscando?

jueves, 27 de agosto de 2015

Selbmann, Bernárdez y Cía. Un radioescucha de origen alemán que introdujo la Telefunken en Pontevedra.

El 24 de julio de 1924 aparece el primer anuncio de la sociedad Selbmann, Bernárdez y Cía en el periódico de Tuy, La Integridad. 




Son socios de la misma, Alberto Uriel Selbmann Lucke, alemán de nacimiento y cirujano dental de profesión y Alfonso Bernárdez, administrador del diario en el que se publica el reclamo publicitario aludido. La marca de los aparatos ofrecidos es la alemana Telefunken y dice que se encargan del montaje de antenas y aparatos bajo presupuesto y contrato firmado.




En julio de 1924, el periódico Galicia: Diario de Vigo publica un anuncio con formato únicamente de texto y con el título de Varios indica:

"[TE] LEFUNKEN, de gran precisión y sencillez en su manejo, y demás accesorios. Nos encargamos del montaje de antenas y aparatos sobre presupuesto y contrato firmado. Pidan más detalles y condiciones a los representantes en Tuy: Selbmann, Bernárdez y Cía. Correspondencia postal y telegráfica: Alfonso Bernárdez-Tuy" 










Aunque residía en Tuy, Alberto Selbmann tenía una clínica en Villagarcía, lugar donde vive su hijo   Eduardo que finalizó sus estudios de ingeniero electricista. En el domicilio de este, en la calle Gonzalez Garra, tiene instalada una estación receptora cuyo aparato es de la marca alemana Telefunken, de la que son representantes Selbmann, Bernárdez y Cía. (La Integridad, 28/08/1924).




A Comienzos de agosto de 1924, Eduardo instala en casa de su padre, que es también la sede de la empresa Selbmann, Bernárdez y Cía, una estación receptora que también estará al servicio de Alfonso Bernárdez, puesto que es ahí, donde tiene su despacho de gerente de la misma sociedad.

En septiembre, aparece un tercer anuncio similar al primero, pero que contiene una novedad, Eduardo Selbmann es el director técnico de la empresa anunciante. (La Integridad, 24/09/1924)




Alfonso Bernárdez es además de administrador del periódico local, La Integirdad, gerente de Selbmann, Bernárdez y Cía, representante para Tui de la fábrica de cerveza La Estrella de Galicia y, de una fábrica en Pontevedra de sellos de caucho, S. Fernández.










El 7 de diciembre de 1924, los periódicos El Progreso y El Ideal Gallego anuncian que se está organizando una excursión gallega a la Corte con motivo de asistir a la Exposición de T.S.H. que allí va a tener lugar en ese mes. Se indica que los interesados en unirse a la expedición, deben dirigirse a Alfonso Bernárdez en Tui.

"[...] Dicha excursión sería bajo los auspicios de la Asociación Radio Española con domicilio en la Corte con la cual se está en correspondencia [...]" 
[...] Es posible que se celebren recepciones de honor en los locales de la Asociación Radio Española y Centro Gallego en obsequio a los excursionistas. [...]" 

En el periódico La Integridad, del que es administrador Alfonso Bernárdez se publican los días 11 y 12 de diciembre de 1924 dos notas de redacción sobre la estación de radiotelefonía de Alberto Selbmann, que son al mismo tiempo información y publicidad, en las que se resaltan las bondades de la instalación y la calidad de audición de los aparatos. Se invita a los interesados a acudir a las audiciones de esos día para poder comprobar la calidad de los aparatos expuestos en la clínica hispano alemana. Dado que Alfonso Bernárdez es socio de Selbmann, estaríamos ante una forma de publicidad encubierta o información interesada.

"Hoy y mañana se expondrán en la clínica dental hispano alemana un hermoso aparato receptor radiotelefónico universal de la acreditada marca alemana Radiosonanz Telefunken. Por su carácter, recoge los despachos de todo el mundo.
El señor Selbmann invita por medio de este diario a todos aquellos que estén interesados en el maravilloso invento, a oír alguna de las audiciones que diariamente transmiten las diferentes estaciones emisoras instaladas en distintos sitios del globo.
Las audiciones comienzan a las cinco de la tarde para terminar a las dos de la madrugada." (La Integridad, 11/12/1924)

"Atentamente invitados por nuestro estimado amigo D. Alberto Selbmann, asistimos ayer a algunas audiciones radiotelefónicas recogidas en una magnífica estación receptora.
Quedamos gratamente sorprendidos no sólo por la instalación, que es inmejorable, sino también por la calidad con que oímos en alta voz los conciertos transmitidos por las estaciones emisoras de Madrid, Londres y París.
Oímos con una pureza asombrosa los conciertos, de ejecución irreprochable y lo mismo las conferencias y noticias. Así hemos podido observar la valía del cuarteto de la Radio Ibérica de Madrid, cuya emisora goza hoy de un puesto prominente entre las estaciones emisoras. [...]."
"[...] La estación está integrada por un magnífico aparato de tres lámparas de la marca alemana Radiosonanz Telefunken amplificado por un magnífico micrófono y altavoz de la marca acreditada Brown  [...]" (La Integridad, 12/12/1924)












Radiosonanz RFB 1924



                                                                                                                           Altavoz Brown 1924





Sobre los micrófonos y altavoces Brown podemos leer en el diario ABC del 6 de diciembre una información que, sobre la inauguración de la Exposición General de la T.S.H., del Cinema y de la Electricidad, recoge la  exhibición de los mismos en los stands 14 y 15 instalados en el Palacio de Hielo de Madrid. 






En 1925 vemos anuncios de A. Selbmann,- técnico alemán especializado en la Radiotelefonía.

El taller técnico está en Elduayen, 21:



En el mismo periódico y fecha podemos leer un anuncio de Industrias Eléctricas Portillo, propiedad de Santiago del Portillo, dedicados también a radiotelefonía y cuya representación la ostenta Alfonso Bernárdez:






Alberto Selbmann se anuncia en abril de 1925 de esta forma:
Dirigirse a Radioescucha Selbmann. Villagarcía y Tuy. (Diario de Pontevedra, 14/04/1925)






Sobre la calidad de los trabajos de instalación que realiza Alberto Selbmann ha quedado escrito un testimonio que gracias a su publicación en el diario El Progreso ha llegado hasta nuestros días:

"CARTA ABIERTA
Sr. don A. Selbmann:
Muy señor mío: Creo cumplir un deber de justicia el dirigir a usted la presente.
Me es grato participarle, que estoy altamente satisfecho de la estación radio-escucha que usted ha instalado en mi casa, ya que después de haber probado diferentes aparatos, todos muy recomendables a juicio de personas competentes, ninguno me ha dado el resultado que obtuvo el suyo.
Gracias a él, pude apreciar las ventajas y excelencias de tan excepcional invento. Y es el funcionamiento tan sencillo, que además de evitar la carga de acumuladores fuera de casa, lo que siempre se hace molesto, puede se manejado por cualquiera persona sin necesidad de mayores conocimientos ni cuidados que los que están al alcance de un niño.
Se despide de usted afectísimo servidor que l.e.l.m.
M. ROVIRA CARRERO
Cambados, 4 de abril  de 1926"



Manuel Rovira Carrero era, desde hacía muchos años, el médico de Cambados.


En 1927 su hija Ruth se establece como odontólogo en la dirección de Vilagarcía de Arousa donde ejercía su padre.

Alberto Uriel Selbmann Lucke fallece en Vilagarcía de Arousa a comienzos de noviembre de 1935, después de más de veinte años residiendo en España, donde se había establecido procedente de Alemania, su país natal.  (El Pueblo Gallego, 02/11/1935)





Enlaces de interés:





No hay comentarios:

Publicar un comentario