Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Mi foto
Pontevedra, Pontevedra, Spain
Colaborador de la Revista Radioaficionados de U.R.E. y del Foro Histórico de las Telecomunicaciones del COIT. Lic. CC Económicas y EE. por la USC, Post Grado en Banca Comercial "Cum Laude" por la Univ. Barcelona y Especialista en Dirección Financiera por la UOC

Visitas recibidas

¿Qué estás buscando?

sábado, 14 de mayo de 2016

Arturo Rodríguez Suárez "Profesor Villafranca", EA1BV (1906-1986)

Arturo Rodríguez Suárez "Profesor Villafranca", EA1BV (1906-1986) 

Autor: Tomás Manuel Abeigón Vidal (EA1CIU)
abeigont@gmail.com
Pontevedra


Arturo Rodríguez Suárez (aprox. 1963)
Conocido popularmente como Profesor Villafranca por ser natural de Villafranca del Bierzo, donde nació el 23 de diciembre de 1906. Sus padres se llamaban Balbino Rodríguez y Regina Suárez, oriundos de Villafranca del Bierzo (León) que se trasladaron a comienzos de la segunda década del siglo XX a Santiago de Compostela con el fin de que sus hijos estudiasen una carrera universitaria. Arturo tuvo cinco hermanos: Manrique (Oftalmólogo), Luis (Químico), Amalia (Química), Salomé (Farmacia) y Raquel (Farmacia).

Balbino y su esposa fundaron el establecimiento "Bodegas Villafranquinas (León) en la calle del Hórreo, nº 46 de Santiago de Compostela, en el mismo edificio en el que vivía el director de la Academia Cívico-Militar, Capitán de Infantería del Regimiento de Zaragoza nº 12 con sede en la Ciudad del Apóstol, y donde funcionaba una Estación radiotelegráfica autorizada por el Estado con el número 1 de las licencias de la plaza. La Academia estaba situada en el bajo del número 44 de la misma calle, es decir al lado del negocio familiar de los Rodríguez Suárez.









En dicha academia impartió clases de radiotelegrafía Julio Pastor Rodríguez, Oficial de Telégrafos de la Central de Santiago que fue titular de la licencia de radioescucha de Onda Corta con indicativo E-033 en abril de 1927 y luego fue titular de una estación de aficionado radioemisor con indicativo provisional EAR-S y luego oficial, EAR-102. Julio Pastor abandonó Santiago en julio de 1928. En enero de 1934 se le adjudicó el indicativo EA1AK.

Es posible que fuese allí donde se interesó por la radiotelegrafía y la radiotelefonía.

Julio Pastor Rodríguez E-033, EAR-S (provisional)
EAR-102 y EA1AK

"Arturo R. Suárez Villafranca"  (como le gustaba firmar sus escritos ) estudió la licenciatura de Ciencias Exactas en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Santiago de Compostela, siendo vocal de la Asociación de alumnos de dicho centro en 1926. En la Facultad de Ciencias, cuyo decano era en esos años Mariano Álvarez Zurimendi, debió incrementar Arturo su interés por la radio puesto que en ese centro existía una instalación de radiotelefonía experimental autorizada en noviembre 1924 dirigida por el propio Zurimendi.


Estación de radiotelefonía de la Facultad de Ciencias
Universidad de Santiago de Compostea


Mariano Álvarez Zurimendi (1924)

En febrero de 1927 era llamado a presentarse en el negociado de quintas municipal. En 1933 ejercía como profesor  en la Academia Gelmírez de Santiago. 

En junio de 1934 finalizó la carrera de Farmacia en la Universidad de Santiago de Compostela la que habría de ser esposa de Arturo Rodríguez, Guadalupe Gutiérrez Moyano, cuyo hermano, Aurelio, que era médico, había fundado en 1929 en Coruña la revista mensual Galicia Clínica. En dicha publicación escribió Guadalupe varios artículos científicos tras su licenciatura. Arturo y Guadalupe debieron conocerse en esos años de estudio en la Universidad. Al finalizar su carrera, Guadalupe se trasladó a Coruña donde residía con su familia.

En octubre de 1934 Arturo Rodríguez tomó posesión como Director y profesor de matemáticas de la Escuela Elemental del Trabajo de A Estrada (Pontevedra), plaza a la que había optado mediante concurso convocado por el Patronato de Formación Profesional de dicha localidad y en la que fue confirmado en reunión celebrada por dicho organismo el 14 de febrero de 1935. La Escuela Elemental del Trabajo de A Estrada fue pionero en formación profesional en dicha localidad, comenzando entonces su andadura no exenta de dificultades.


Escuela Elemental del Trabajo de A Estrada

En el curso académico de 1935-1936, durante el cual la Escuela Elemental del Trabajo se transformó en Instituto Nacional de Segunda Enseñanza, Arturo Rodríguez Suárez solicitó traslado a Canarias. Sobre la Escuela Elemental del Trabajo se cernía un futuro incierto, del que el propio Rodríguez Suárez se lamentaba en un artículo que escribió para El Emigrado en junio de 1935. La falta de fuentes de financiación la abocaban al cierre por lo que ello debió llevar al profesor Villafranca a buscar una plaza en otro sitio que al parecer había encontrado en Tenerife.

En 1935, Arturo Rodríguez obtuvo licencia para el establecimiento de una estación de radioaficionado con indicativo de llamada EA1BV, figurando como dirección, en el expediente de autorización de la instalación, el Instituto de segunda enseñanza de A Estrada. En la misma localidad y entorno a la misma fecha recibió su permiso Ángel Pereira Renda, titular de la estación radioemisora EA1BS, por lo que es de suponer que debieron conocerse ambos, dada su común afición, aunque no hemos conseguido encontrar constatación documental de ello.

El 11 de septiembre de 1935 fue inaugurado en Coruña el Laboratorio Municipal en el que comenzaba a trabajar como auxiliar Guadalupe Gutiérrez Moyano. Arturo debía residir por entonces fuera, posiblemente ya se había instalado en Tenerife, por que el 30 de septiembre el periódico local El Emigrado de A Estrada publicaba un suelto en el que le deseaban una grata estancia entre los vecinos en su visita a la localidad. Quizás acudió para estar presente en la inauguración del centro de trabajo donde su prometida comenzaba su vida laboral.
El 9 de octubre de 1935, Arturo Rodríguez se incorporó, como profesor encargado de curso interino de matemáticas en el Instituto Nacional de segunda enseñanza de Santa Cruz de Tenerife.

Tras comenzar la Guerra Civil, una información incluida en un periódico republicano lo sitúa en Madrid en julio de 1937. Con motivo de la noticia de que en Valencia se estaba organizando un grupo de socialistas gallegos residentes en aquella región con intención de atender la problemática específica de este colectivo, se indica al final de la misma que todos los camaradas socialistas gallegos residentes en Madrid que deseasen unirse a este grupo podían dirigirse a Arturo R. Suárez Villafranca en la calle O' Donell, 39.

Según el testimonio obtenido de su sobrino Diego Rodríguez Díaz de Rábago, "Arturo fue muy activo durante la guerra civil dando partes por radio y en telecomunicaciones bajo el mando del general Lister. Estuvo hasta el final en Madrid enviando mensajes de alerta a personas comprometidas con mucho riesgo de su vida y logró salir en uno de los últimos transportes para Alicante. A su llegada vio como el puerto estaba lleno de miles de personas que esperaban los barcos ingleses que nunca llegaron."

Terminada la contienda en 1939 "Villafranca fue sancionado por sus ideas progresistas y democráticas", siendo enviado desde Galicia al Campo de Concentración de Albatera (Alicante).

Siguiendo con el testimonio aportado por Diego, "Su estancia en el campo de concentración de Albatera fue muy dramática. Más de una vez se salvó por la confusión de ser conocido como Villafranca pero sus documentos lo acreditaban como Rodríguez Suarez , también el Párroco intervino a su favor por los trabajos que hacía en iglesia de reparación eléctrica y pinturas murales pues el tío Arturo pintaba muy bien acuarelas."

Su prometida y futura esposa, Guadalupe Gutiérrez Moyano, conocida en su entorno familiar como Cuca, dejó su Coruña natal y atravesó toda la península para estar cerca de él. Sola llegó a Albatera, donde encontró el apoyo y calor de la familia de Antonio Serna y Carmen Serna Carbonell y, clausurado el Campo de Trabajo en 1940 se reunió con Arturo. La pareja alquiló el primer piso de la vivienda de Juan Martínez en la Calle Orihuela, nº 30, donde juntos vivieron e instalaron una academia.


Arturo y Cuca recién casados (aprox. 1941)
Fotografía cortesía de su sobrino Diego Rodríguez Díaz de Rábago



Arturo y Cuca en una de sus visitas a Galicia
Fotografía al rededor dde 1950
Cortesía de Diego Rodríguez Díaz de Rábago


Calle Orihuela, nº 30 Albatera (Alicante)


Manrique Rodríguez Suárez y Luis Gutiérrez Moyano, supieron del afecto y cariño que Cuca y Arturo habían recibido en Albatera y quisieron agradecerlo con una donación. Como en 1936 había sido destruida la mayor parte del patrimonio religioso no arquitectónico de Albatera, decidieron realizar el busto y pies de un Cristo Yacente para sustituir al desaparecido cuyo cuerpo también se simulaba bajo una sábana. Con las indicaciones que recabaron en Albatera, especialmente de Pascual Cánovas, se dirigieron al escultor gallego Francisco Asorey González para que realizara el busto y pies del Cristo Yacente. La imagen llegó al pueblo en 1941 siendo donada al templo Parroquial de Santiago Apostol donde permanece actualmente.


Cristo Yacente de Albatera, del escultor gallego Francisco Asorey González


Arturo Rodríguez y su esposa se trasladaron a Murcia en 1950 al obtener él, mediante concurso, una plaza de profesor en la Facultad de Ciencias de la Universidad de dicha localidad, como adjunto de Física Experimental y Óptica y Electricidad en el curso 1950-1951. Allí contribuiría significativamente al desarrollo de la Polarografía, materia cuyo estudio se iniciaba por aquellos años. Arturo Rodríguez, dotado de una asombrosa imaginación e inteligencia, dio solución a numerosos problemas teóricos con los que se enfrentaron cada día en la Facultad en el desarrollo de una ciencia recién nacida.

Escribió la reseña bibliográfica de una de las obras del padre Ignacio Puig Simón, Sacerdote Jesuita,, autor de diversos trabajos sobre temas científicos, titulada Los recientes progresos de la electrónica,  incluida en los Anales de la Universidad de Murcia que editó su Servicio de publicaciones en 1952.


Ignacio Puig Simón, Sacerdote Jesuita y científico

Arturo Rodríguez, además de su empleo de profesor en la Universidad estableció un negocio en la calle Vara de Rey, 7, al que puso por nombre Casa Arrosu Radio (Arturo Rodríguez Suárez) que efectuó algunos suministros de material eléctrico a la Facultad de Ciencias en 1954, se hizo distribuidor de un proyector sonoro para cines en 1955, y construyó diversos aparatos eléctricos y electrónicos.


Elevador reductor ARROSU


Arturo Rodríguez Suárez no acudió, desconociéndose el motivo, al acto académico que con motivo del 25º aniversario de la fundación del Instituto de A Estrada se celebró en dicha localidad en 1959, que reunió a un gran número de profesores y alumnos de aquel primer año de su existencia.

En ese mismo año de 1959 presentaba el profesor Villafranca en la revista científica Galicia Clínica su fotocolorímetro Arrosu para uso en laboratorios clínicos. Este instrumento de medida objetiva del color fue diseñado y construido enteramente por él.

En el curso 1962-1963 fue ayudante de Juan Sáncho Gómez, director del Laboratorio de Química Física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Murcia, con el que es coautor de un libro, junto a otros profesores de la Facultad, editado en 1962.

Muchos años después, un antiguo alumno, y luego profesor, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Murcia recordaba sus vivencias en el centro durante los años 60 en que "[...] El elenco profesoral se completaba con [...] Don Arturo Rodríguez Suárez (Arrosu) que nos descubría el mundo de la electrónica a través de los equipos que él mismo fabricaba (pHmetros, conductivímetros, células de electrolísis, etc.).  [...]".

En el año 1964 se constituyó la Casa de Galicia en Murcia en la que Arturo Rodríguez Suárez fue miembro de su junta directiva en 1966.

Arturo (izquierda) y Manrique, ambos de pie.
Abajo, Rosario Díaz de Rábago y Albino y Regina
(padres de Arturo y Manrique)
(Fotografía aprox. 1963)

En la Facultad de Ciencias de la Universidad de Murcia defendió el 24 de noviembre de 1971 su tesis doctoral titulada "Instrumentación oscilopolarográfica con corriente alterna superpuesta", que le había dirigido el catedrático de Química Física, Antonio Serna Serna, incorporándose, por Orden de 1 de febrero de 1973, al nuevo Cuerpo Especial de Profesores Adjuntos de Universidad, momento en el que se hizo cargo de la plaza correspondiente a Física general, óptica y electricidad en dicho centro, materia que ya venía impartiendo.


Antonio Serna Serna, Catedrático
de Química Física Universidad de Murcia


En la revista Galicia Clínica en 1971 escribe un artículo sobre su cuñado fallecido Aurelio Gutiérrez y de la que era director, Luis Gutiérrez, hermano del finado. Arturo Rodríguez se convirtió en colaborador de la revista donde escribió diversos artículos y además publicó anuncios publicitarios sobre su negocio Arrosu Radio que había cambiado su domicilio a la calle Fuensanta, 5 de Murcia.


Anuncio publicidad ARROSU RADIO, Calle Fuensanta, 5 Murcia


En el 50º aniversario del Instituto de A Estrada, se celebró en dicha localidad un encuentro conmemorativo de profesores y alumnos de aquel año al que esta vez sí acudió Arturo Rodríguez Suárez a los 78 años de edad.

Diego también nos comentó referente a su tío: "Su pasión por la radio lo acompañó toda su vida. De jubilados Arturo y su hermano Luis que se instaló en Pontevedra pasaban horas hablando como radioaficionados."

Arturo Rodríguez Suárez falleció el 7 de diciembre de 1986 en Murcia cuando contaba 80 años de edad, sobreviviéndole su esposa, Guadalupe Gutiérrez Moyano y sus hermanos, Amalia, Raquel, Luis y María.

6 comentarios:

  1. Antonio Serna Serna fue uno de los niños a los que mis tíos Arturo y Cuca dieron clase en la academia que fundaron en Albatera.
    Arturo apadrino la vida académica de Antonio al considerarlo un chaval muy inteligente desde que lo conoció. El afecto duró toda su vida.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Mercedes:
    Muchas gracias por dejar su comentario. Estoy buscando alguna fotografía de Arturo para poner en el blog. Si tuviese alguna o conoce quien la pueda tener agradecería su ayuda. Por otro lado, agradezco cualquier información adicional sobre Arturo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Por referencias de un antiguo empleado de Arrosu Ràdio, David Oñate, conocí la història de su Jefe. David reverenciada a su antiguo jefe como si fuera un padre, le enseñó el oficio y cuando se jubiló donó la empresa a los empleado con la condición de que no cambiasen el nombre de la misma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario Rafel. Cuando empecé a investigar la vida de este radioaficionado tenía a penas dos lineas y poco a poco, fui reconstruyendo su historia. Gracias a familiares y amigos de la familia conseguí más datos y algunas fotografías, poniéndole al fin rostro a Arturo.
    Realmente me satisface mucho poder compartir algo de la vida de este radioaficionado con todo el mundo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Como apasionado de la Electrónica comencé a colaborar de muy joven en reparación de radio y fabricacion de aparatos de Eletromedicina en el antiguo Arfosu Radio en Vara del Rey Murcia. don Arturo pues así lo llamábamos persona investigadora incansable cuanta veces me llamaba y me decía enseñándome un circuito diseñado por el, Ernesto quiero que lo montes para probarlo a lo que yo le respondía que tenía que dejar trabajos de taller para ello, el me respondía con su estilo bohemio cayendosele la ceniza del puro en la camisa al reírse Gastos de investigación. Don Arturo siempre dispuesto a ayudar me apoyo cuando oposite a RTVE donde termine mi vida laboral. En los años sesenta un grupo de amigos comenzamos a experimentar con la radio en 27 MHz. Con emisoras construidas por nosotros mismos , y y aquí estaba Don Arturo aportando toda su experiencia. Posteriomente Don Arturo recuperó el indicativo de la zona 5, EA5IL , yo siempre próximo próximo a igual que otros miembros de la Rueda nos examinamos en Telecomunicaciones obteniendo los indicativos internacionales. Ya con equipos mas potentes primero en AM y después SSB fuimos recorriendo con las ondas país a país gran parte del mundo. No puedo si no emocionarme al ver esta Historia de Vida en la que yo aporté una infima parte del que para mí fue mi querido profesor e inapreciable amigo. Con todo mi cariño. Ernesto.

    ResponderEliminar
  6. Estimado Ernesto: Me ha encantado leer su comentario y le agradezco también la información que aporta sobre Arturo y la relación que tuvo con él. Desconocía que hubiese obtenido indicativo, lo cual me alegra enormemente. Dada la información que ha aportado intentaré profundizar en ello.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar