Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Mi foto
Pontevedra, Pontevedra, Spain
Colaborador de la Revista Radioaficionados de U.R.E. y del Foro Histórico de las Telecomunicaciones del COIT. Lic. CC Económicas y EE. por la USC, Post Grado en Banca Comercial "Cum Laude" por la Univ. Barcelona y Especialista en Dirección Financiera por la UOC

Visitas recibidas

¿Qué estás buscando?

jueves, 8 de octubre de 2015

José Blanco Novo, EAR-28 (1891-1971), Capítulo III. Primeros años en Santiago de Compostela

José Blanco Novo, EAR-28 (1891-1971), Capítulo III. Primeros años en Santiago de Compostela


Autor: Tomás Manuel Abeigón Vidal (EA1CIU)
abeigont@gmail.com
Pontevedra

Primeros años en Santiago de Compostela

Sobre su llegada a Santiago, en relación a la Radioafición, comentará Blanco Novo en julio de1926:

"[...] al fijar mi residencia en Santiago de Compostela, hube de dedicarme a la construcción de un emisor de onda entretenida. Comencé por un reversed feed back, alimentado con 400 voltios continua, suministrados por baterías de acumuladores también de construcción casera. Con esta estación me dediqué a fonía, y las emisiones con pretensiones de concierto fueron oídas con receptor de galena en toda la población , mas no pudiendo obtener los alcances deseados me decidí a entrar de lleno en el campo de las ondas extracortas. Y esto último es lo que recomiendo a todo aficionado que no quiera sufrir decepciones como las que se sufren al pretender trabajar en ondas mayores con pequeñas potencias [...]" (44).

Con la incorporación de Blanco Novo a la ciudad del Apóstol, se acrecienta el grupo de aficionados a la Radiotécnica que allí confluyen. Así, en la Estación Telegráfica de Santiago se encuentra Manuel José Lema González, quien dirige la misma desde 1917, y que además de ser Jefe de Telégrafos, es escritor, poeta, colaborador de la prensa local y regional y, gran orador. Lema formaba parte de la directiva de varias sociedades culturales como el Recreo Artístico de Santiago o la Cofradía de la buena armonía de la que era presidente y a la que pertenecía destacadas personalidades de la Universidad y la sociedad compostelana, entre ellos Zurimendi. Lema era así mismo, socio honorario del Orfeón El Eco de A Coruña, miembro de la Real Academia Gallega, de la Arqueológica, etc.. Manuel J. Lema llegó a Santiago procedente de Pontevedra, donde además de desempeñar su trabajo como Subjefe de Telégrafos, colaboraba con la prensa local y participaba en la dirección de la Sociedad Artística.


José Blanco Novo en Vida Gallega, 30 de noviembre de 1928 

Con motivo de su marcha de la ciudad del Lérez, sus amigos le organizaron, como despedida, una gira por el río que fue objeto de comentario en una nota publicada en el Diario de Pontevedra, en donde dicen de él:

"El señor Lema, además de celoso e inteligente funcionario, ha colaborado con brillante pluma en la prensa local y en muchos diarios de Galicia, captándose grandes simpatías por su trato afable y cariñoso".

Además de Manuel J. Lema, en la Universidad se encuentra Mariano Álvarez Zurimendi, procedente de Madrid, donde fuera profesor auxiliar de Física. Es Catedrático de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Santiago desde 1917, siendo nombrado Decano de la misma en octubre de 1923. Con tal motivo, el 26 de octubre de ese año, se celebra una cena íntima en la acreditada casa Las Crechas que como homenaje a Zurimendi le obsequia su amigo Manuel J. Lema. En la Facultad de Ciencias existía un taller perteneciente al laboratorio de Física que dirige Zurimendi que tiene como responsable a Ramón Villanueva de Castro desde 1920. En dicho taller se construían, entre otras cosas, equipos de radiotelefonía bajo su supervisión por los alumnos de Física experimental en 1927. Villanueva de Castro destacaba por su habilidad para la construcción de diversos aparatos eléctricos, como dinamos para automóviles, que se fabricaban en el propio taller que dirige en la Facultad, 

En la Escuela Normal de Santiago dirigía la cátedra de Química Ildefonso Tello Peinado, nombrado profesor de la misma en 1918, quien además era colaborador de Zurimendi, como profesor auxiliar, en la Facultad de Ciencias que este dirigía. En la Cátedra de Química de la Escuela Normal estaba instalado un aparato de radio montado por Tello, donde se efectuaban audiciones de conciertos en 1924.

José Blanco Novo se preocupaba por la divulgación en la sociedad de la cultura de la radio participando en actos organizados al efecto, como por ejemplo, a finales de junio de 1924, cuando acude al Círculo Artístico Mercantil de Vilagarcía de Arousa para dar una conferencia sobre radiotelefonía. Asisten al acto alumnos de Física de la Escuela Normal de Pontevedra, del Colegio León XIII y de la Escuela graduada, profesores y socios de la entidad, en cuyos salones se desarrolla la sesión. Se había instalado previamente la antena para el aparato radiotelefónico allí ubicado y con el que se haría una demostración práctica por el ponente. En los resúmenes de prensa sobre el evento se comentó:

"[...] El complicado mecanismo de la radiotelegrafía fue explicado por el conferenciante [José Blanco Novo] con tal arte y sencillez, que los más profanos en tales conocimientos se pudieron dar una clara idea del fundamento de esta modernísima aplicación de la radioelectricidad.
Seguidamente empezó a funcionar el aparato que había montado en el mismo local el señor Blanco Novo y puesto en comunicación con París todos oímos con la sorpresa consiguiente un magnífico concierto celebrado en la torre Eiffel.[...]".
[...] Todos aplaudieron al componente técnico señor Blanco Novo [...]".

En agosto de 1924 Mariano Álvarez de Zurimendi viaja a Carballino (Ourense) donde instala un aparato de radiotelefonía en la Sociedad Recreativa La Peña de esa localidad (53).

El 2 de septiembre de 1924 queda instalada en la Facultad de Ciencias un nuevo aparato receptor de radio (54):
"Han resultado muy brillantes y perfectas las pruebas de Radiotelefonía, realizadas en la Facultad de Ciencias, en la noche de ayer, por el nuevo aparato allí instalado de la marca Marconi phone V.2 enviado por la compañía Marconi
Hemos tenido el placer de saludar en esta ciudad al ingeniero de la compañía Marconi, que hace poco montó la estación radiotelegráfica de El Ferrol señor Muñoz Villaamil, que va rumbo a Pontevedra".

Marconi Phone V.2


El 1 de octubre de 1924, con motivo de celebrar el brillante discurso que Mariano Álvarez Zurimendi acababa de pronunciar en la Ceremonia de apertura del curso académico 1924 a 1925 de la Universidad, tiene lugar un banquete en el Hotel Lucense al que asisten, entre otros, José Blanco Novo, Ildefonso Tello Peinado, Luis Blanco Rivero (Rector de la Universidad Compostelana, y Manuel J. Lema. El discurso pronunciado por el Decano de la Facultad de Ciencias bajo el título Iniciación Radioeléctrica tuvo gran repercusión en la prensa despertando gran interés y expectación, no sólo en la comunidad universitaria, sino que también en la sociedad en general. A modo ilustrativo, en la revista mensual compostelana El Eco Franciscano, se recoge en su edición del mes de octubre, una fotografía de Álvarez Zurimendi a la que acompaña el siguiente texto: "Dr. D. Mariano Álvarez Zurimendi, Catedrático, Decano de la Facultad de Ciencias que en la apertura del Curso 1924 a 1925 pronunció un magistral discurso sobre Iniciación Radioeléctrica.


Mariano Álvarez Zurimendi (1924)

Blanco Rivero, Rector de la Universidad Compostelana
   
En noviembre de 1924 se le concede autorización a Zurimendi para el funcionamiento de una estación radiotelefónica en la Facultad de Ciencias de la que es decano, la cual llevaba ya en funcionamiento meses antes de forma provisional, con la celebración de conciertos de radioteléfonía bajo la dirección del propio Zurimendi, a los que asistían numeroso público y distinguidas personalidades.

En diciembre de 1924, Álvarez Zurimendi pronuncia, en La Reunión de Artesanos de A Coruña, un discurso sobre la Radiotelefonía, "[...] cuya sugestión y actualidad, así como la justa reputación científica del sabio disertante, congregó a numeroso público [..]".

José Blanco Novo, Mariano Álvarez Zurimendi y Manuel J. Lema mantendrían una gran amistad, en cuyo cultivo tuvo mucho que ver, su común afición a la radioexperimentación. A ellos habría que añadir, además de los profesores colaboradores de Zurimendi, Ildefonso Tello Peinado y Ramón Villanueva de Castro, dos personas mas que se interesarían por el mundo de las ondas hertzianas. El primero de ellos es Julio Pastor Rodríguez, oficial primero de Telégrafos que se incorporara a la Estación de Santiago, a las órdenes de Lema, en 1922 y que obtendría mas tarde el indicativo EAR-102 y; el segundo, Pedro Losa Bondad, profesor de la Escuela de Artes y Oficios y amigo personal de José Blanco Novo, quien sería titular del indicativo de radioescucha de ondas cortas E-025. De estos dos radioaficionados nos ocuparemos mas adelante.

Durante 1925, José Blanco Novo, desempeña su labor al frente de la Guardia Civil con gran eficacia, como queda patente en las numerosas notas de prensa publicadas por esas fechas, en las que dedican grandes elogios a su actuación.

En el verano de ese año, dos estudiantes mejicanos representantes de la Unión de Juventudes Hispanoamericanas, efectúan una gira por las universidades españolas con intención de visitar y establecer delegaciones de su organización en las mismas. También figuran entre las misiones que traen encomendadas, la de entregar al Rey el nombramiento de presidente de su entidad, lo que se llevó a cabo, en agosto de 1925, en una audiencia que para ello, les concedió el monarca. 

Extraído de la página web Proyecto Filosofía en Español, de la Fundación Gustavo Bueno, reproducimos parcialmente la información que en ella se recoge sobre esta histórica visita de los estudiantes hispanoamericanos a España (61).


Estudiantes mejicanos representantes de la Unión de Juventudes Hispanoamericanas

En el día de la raza correspondiente a 1925, 12 de octubre de aquel año, se celebra en Santiago de Compostela, una recepción en honor a estos escolares mejicanos que visitan en esos días la ciudad, el cual, tuvo lugar en el paraninfo de la Universidad. Por la noche, ese mismo día, José Blanco Novo, el que sería próximamente titular del indicativo oficial de radioaficionado EAR-28, celebra en su casa una emisión, previamente autorizada, de un programa en el que transmite durante una hora (de once a doce), música (solos de violín e interpretaciones de gaitas gallegas) y varios discursos entre los que cabe destacar, el inaugural de la Estación, que corrió a cargo de Manuel J. Lema, y, el de cierre de la emisión, que pronunció Mariano Álvarez Zurimendi, tan especializado en cuestiones radioeléctricas, y propulsor de la afición en esta ciudad (según comentaba la prensa local días después). Dirigió también, a través del micrófono, unas palabras a los estudiantes gallegos el representante de la Unión de Juventudes Hispanoamericanas, Humberto Soto. El programa radiofónico fue escuchado desde la Facultad de Ciencias por una comisión de estudiantes e invitados, a través de una estación receptora que allí estaba instalada.

En el diario El Orzán de A Coruña, dos día después se publica la siguiente noticia sobre lo acontecido en Santiago:

"En Santiago. La fiesta de la Raza. (Por telégrafo.) En la Universidad. Los estudiantes mejicanos. Ante la estatua de Rosalía Castro. Con un retraso enorme e injustificado, pues llegó a nuestro poder cerca de las cinco de la mañana, cuando ya el número estaba en máquina, causándonos con ello el consiguiente perjuicio, hemos recibido ayer la siguiente conferencia. Santiago 12 (23h). La fiesta de la raza revistió en esta población gran solemnidad. La universidad se reunió en el paraninfo para recibir a los estudiantes mejicanos D. Humberto Soto y D. Ramón Martínez que, como es sabido, trajeron para ella un mensaje de saludo de sus compañeros y del rector de la Universidad mejicana. Presidió el acto el rector accidental don Antonio Eleizegui con los demás catedráticos y asistieron los alumnos, las autoridades y numeroso público, que llenaba por completo el local. Pronunciaron discursos el catedrático de Filosofía y Letras D. Ciriaco Pérez Bustamante, el rector honorario don Juan Barcia Caballero, el alumno señor Villanueva y los escolares mejicanos señores Soto y Martínez. Durante el acto las bandas de música ejecutaron los himnos de las naciones americanas y la Marcha Real. Después se organizó una procesión cívica, dirigiéndose los concurrentes con las bandas al monumento a la insigne poetisa Rosalía Castro, donde los estudiantes mejicanos depositaron una corona de flores naturales. En el momento de colocarla pronunciaron discursos enalteciendo la memoria de la cantora de Galicia y excitando a la juventud a que se una para defender la raza y la cultura latinas. Se dieron muchos vivas. [...] Inauguración de una estación de radiotelefonía. Esta noche se inauguró una estación transmisora de radiotelefonía en el domicilio del capitán de la guardia civil de esta Comandancia, don José Blanco Novo, festejando así a la patrona del Cuerpo la Virgen del Pilar. La estación servirá para circular órdenes a los puestos comarcanos. A la inauguración fueron invitadas las autoridades. Hubo discursos y audiciones musicales, dirigiendo el estudiante mejicano don Humberto Soto un afectuoso saludo a todos sus compañeros españoles, y especialmente a los gallegos explicando la labor de acercamiento iberoamericano que realizan las juventudes mejicanas y el programa que se han trazado y al que han correspondido ya las juventudes de Sudamérica. Pronunciaron discursos el decano de la Facultad de Ciencias don Mariano Álvarez Zurimendi y el cónsul del Ecuador. El Corresponsal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario