Tomás Manuel Abeigón Vidal, EA1CIU

Mi foto
Pontevedra, Pontevedra, Spain
Colaborador de la Revista Radioaficionados de U.R.E. y del Foro Histórico de las Telecomunicaciones del COIT. Lic. CC Económicas y EE. por la USC, Post Grado en Banca Comercial "Cum Laude" por la Univ. Barcelona y Especialista en Dirección Financiera por la UOC

Visitas recibidas

¿Qué estás buscando?

viernes, 4 de septiembre de 2015

José Blanco Novo, abanderado de una radio gallega al servicio de la Enseñanza y la Cultura (mayo 1924)





El diario de Vilagarcía de Arousa, Galicia Nueva, publica a principios de mayo de 1924 un artículo titulado La radiotelefonía en Galicia que firma José Blanco Novo, futuro adjudicatario del indicativo de radioaficionado EAR-28, y en el que este da su opinión sobre la necesidad de instalar una emisora de radiodifusión cultural en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Santiago de Compostela y, la creación del Radio Club de Galicia, también en la ciudad del Apóstol. Dicho proyecto, defiende la idea de establecer una emisora independientemente de la que se montase en Galicia por una compañía adjudicataria de la concesión del Estado para radiodifusión, y que tuviese, como fin primordial, la enseñanza, por encima del mercantilismo que perseguiría una empresa privada. También considera que la persona más indicada para liderar el proyecto es el decano de la Facultad de Ciencias, Mariano Álvarez Zurimendi.




"La Radiotelefonía en Galicia
Un interesantísimo artículo debido a la pluma del distinguido ingeniero [Civil] Don Mario Labarta [y Labarta], me obliga a ocuparme hoy de esta materia, para exponer mi modesta opinión que galantemente se interesa, sobre el establecimiento en Santiago, de una estación emisora como medio de difusión cultural.
He de agradecer, ante todo, al articulista los inmerecidos elogios que me dedica. Sepa el Sr. Labarta que no poseo otros méritos que una desmedida afición y que por eso estoy siempre dispuesto a acudir a donde se me requiera para ser el último peón.
Gratísima impresión me produjo la lectura del proyecto, tan brillantemente desarrollado, tanto más, cuanto que esa misma idea habíamos acariciado un buen número de aficionados de esta Región. No hay día que al oír los conciertos y conferencias dados en el extranjero por T.S.H. no piense en las innumerables ventajas que representaría una labor análoga realizada por una estación próxima.
Hace un par de días la Compañía Francesa de Radiotelefonía, dio desde su estación de Clichy una disertación sobre cirugía a cargo de un eminente profesor.
Esta emisión la recibimos un grupo de amigos en ocasión de probar un aparato en el <<Círculo Artístico Mercantil>> de esta ciudad y no pudimos menos de recordar una noche gratísima [la del 9 de febrero de 1924] en que el sabio doctor [Alejandro Rodríguez] Cadarso nos maravilló con su ciencia desde la tribuna de esta misma sociedad, versando sobre igual tema.


Y es de desear que en un plazo no lejano su autorizada voz, y la de tantos otros ilustres catedráticos gloria de la Universidad Compostelana llegue a un auditorio mucho más numeroso distribuido en un radio de varios cientos de kilómetros merced a la maravillosa telefonía sin hilos.
El Reglamento próximo a publicarse sobre la radiodifusión en España, establece que la compañía concesionaria instalará como mínimo cuatro estaciones transmisoras en la península. Indudablemente alguna de ellas estará en esta región o próxima a ella, pero esto no debe ser motivo para dejar de mano el proyecto que nos ocupa. En primer lugar, por buenas que sean las estaciones que nos brinde tal compañía no satisfarán nuestros deseos ni nuestras necesidades, pues una entidad guiada sólo por el mercantilismo, tendrá como fin secundario el que para nosotros debe ser primordial, la enseñanza. Y en segundo término, porque esto no pasa de ser un proyecto y hasta su realización ha de pasar bastante tiempo.
Por todos conceptos es Santiago el punto indicado para establecer el centro emisor, y no sólo indicado, sino insustituible.
Por su situación geográfica, por su constitución topográfica, por los elementos de que allí se dispone es el lugar ideal para este objeto. Y en Santiago debe indudablemente establecerse en la Facultad de Ciencias. Por suerte, al frente de esta Facultad está un hombre competentísimo y entusiasta, el señor [Mariano] Álvarez Zurimendi, que con su voluntad firme realizará la obra orillando las dificultades si alguna surgiera, que no es de esperar.
No creo que la Facultad necesite ayudas, puesto que el precio de la instalación no es exagerado, pero aún en este caso ¿qué entidad negaría su concurso financiero?.
Como complemento opino debe constituirse también en Santiago el <<Radio Club de Galicia>> que cooperaría eficazmente en la obra en la siguiente forma: En el Club podría instalarse una sala estudio con un micrófono unido telefónicamente con la estación de la Universidad y desde él, dar a esta, música, canto, etc. para que fuesen transmitidos.
Una entusiasta directiva tendría a su cargo la organización de esta parte artística y esto unido a las emisiones culturales que acordase dicho centro, haría que la estación compostelana fuera escuchada con deleite a la par que realizaría una obra meritoria y de trascendencia.
Ánimo pues, y a realizar cuanto antes esta empresa. A mi juicio lo primero que se necesita es una reunión de entusiastas para un cambio de impresiones y luego a empezar a trabajar que <<tela >> hay mucha y tiempo poco.
Los señores Álvarez Zurimendi y Labarta deben tomar la iniciativa y estoy seguro que serán secundados por una legión de aficionados, pues hay que tener en cuenta que a estos mucho beneficia la idea: los que hoy precisan estaciones costosas para oír emisiones extranjeras sólo necesitarán luego modestos receptores y las audiciones serán más provechosas.
José Blanco Novo."


El Círculo Artístico Mercantil de Vilagarcía de Arousa se inauguró en 1923. Celebró su primera fiesta el 28 de agosto de 1923, siendo su presidente el comerciante Adolfo Llovo Pérez. Fue un gran centro de difusuión cultural además de lugar de entretenimiento. El diario de Tui en su edición del 7 de septiembre de 1923 comenta: "Dos fines se propuso al fundarse el Círculo Artístico Mercantil, el recreo y honesta distracción de sus socios y atender también a la cultura e ilustración de los mismos... [...]" 





Alejandro Rodríguez Cadarso era Catedrático de Anatomía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela en el momento de pronunciar su conferencia sobre cirugía en el Círculo Artístico Mercantil de Vilagarcía de Arousa el 9 de febrero de 1924 a la que se refiere Blanco Novo en el Artículo sobre Radiotelefonía en Galicia. (http://culturagalega.gal/albumdaciencia/detalle.php?id=255). Sobre la conferencia  del Dr. Alejandro Rodríguez Cadarso, El Compostelano, el día 8 y El Pueblo Gallego del día 10 de febrero la recogen en sus páginas. El primero anunciándola y el segundo resumiendo su realización. La conferencia tuvo lugar el 9 de febrero de 1924.















Nota sobre la emisora de Clichy: El sábado 29 de marzo de 1924 fue inaugurada la nueva estación de Radiodifusión de la Compañía francesa Radiola situada en Clichy (alrededores de París) que emitió, en la longitud de onda de 1.759 metros y con 25 kilovatios de potencia aportados por una sola válvula, un concierto de gala organizado por Le Matín de París con la colaboración de conocidos artistas.. Dicho concierto pudo ser escuchado en toda Europa y hasta en Nueva York.

Fuentes:

El Sol, 29/03/1924
E. Gallego Velasco. Los últimos progresos radioeléctricos. Rev. La Energía Eléctrica, núm. 4. 1925

Enlace sobre Alejandro Rodríguez Cadarso:


Sobre el Círculo Artístico Mercantil:



  

No hay comentarios:

Publicar un comentario